Atención, Madame Bovary puede seguir viva dentro de ti

Emma Bovary se ha convertido en un arquetipo literario, como expresión del vacío que una persona siente y que no sabe cómo ni con qué llenarlo.

¿Has sentido alguna vez que tu vida aparentemente está bien pero en tu interior se ha instalado un vacío?

Madame Bovary Flaubert Eva Lleonart Escritura Terapéutica

Existen muchas maneras de intentar eliminar esa sensación, sin llegar a la raíz del problema. Los excesos en cualquier ámbito de la vida parecen poder aliviar la falta de sentido, pero en realidad solo la postergan.

A veces nos atiborramos de comida, o dejamos de comer por falta de apetito, nos apetece vivir una noche loca, permitirnos algún que otro capricho o comprarnos algo que no necesitamos por aquello de que nos lo merecemos. Porque nadie entiende lo que nos sucede, ni siquiera nosotras mismas.

Pero al final de todo exceso, advertimos que el vacío sigue ahí

Para eliminar su vacío vital, Emma Bovary se entrega a relaciones extra conyugales y compra telas y vestidos lujosos por encima de sus posibilidades económicas.

Emma es el primer personaje literario que se convierte en víctima de consumismo por voluntad propia

De esta manera, Gustave Flaubert plasma en Madame Bovary, considerada un clásico de la literatura universal, su crítica al capitalismo.

Pero, ¿cómo ha llegado a esta situación una mujer perteneciente a la burguesía y casada con un médico rural?

Emma es una gran lectora de novelas románticas y cree que en algún lugar del mundo encontrará una vida romántica, llena de pasión que la inunde de intensidad y emotividad. Son creencias adquiridas a través de las lecturas, de ahí que el personaje sea considerado el Quijote femenino, puesto que confunde la realidad con la ficción debido a las lecturas que ha devorado.

¿Sabes qué creencias te llevan a sentirte vacía?

Quizás tienes una vida que muchos desearían, te recuerdan constantemente lo afortunada que eres, probablemente tienes éxito en algunas partes de tu vida, pero aun así sientes que esto no puede ser todo. En tu fuero interno vibra una desazón que no entiendes.

Con la Escritura Terapéutica seguimos el método de las 4C (Conocerse, Crecer, Caminar y Celebrar) para conseguir una vida plena en todos los aspectos.

Porque no importa lo que tengas en tu vida si tu mirada se centra en lo que cree que le falta