Si quieres conseguir un objetivo, abandona el presente

Escritura Terapéutica

hands-1273148_1280

Desde el futuro podemos tener la mejor de las perspectivas para concretar un objetivo

Inmersos en el presente, las circunstancias, miedos y dudas nos impiden ver con claridad qué queremos conseguir y cómo conseguirlo.

El ejemplo de un escalador es muy representativo. Si le preguntas desde la base de la montaña cómo va a conseguir subir hasta la cima, probablemente se encontrará ante una labor dura, con un esfuerzo agotador que va a impedir valorar las mejores opciones.

No obstante, si le preguntamos a un escalador en la cima cómo ha llegado a ella, su lenguaje será completamente diferente porque ya lo ha conseguido. Hablará de esfuerzo pero de haberlo superado, comentará el cansancio durante la subida pero desde el reposo, sabiendo que es posible.

Si lo ves imposible o difícil, aléjate y mira el camino como si ya lo hubieras alcanzado

Así pues, si quieres cambiar de trabajo, mejorar tus relaciones personales o te replanteas cualquier aspecto de tu vida, considéralo como si ya lo hubieras conseguido. Camina hacia el futuro y retrocede sólo con la mirada para observar los pasos necesarios que tendrás que dar.

También es importante saber por qué motivo queremos conseguir ese objetivo. ¿Qué te aportará una vez lo consigas? ¿Podrías conseguir lo mismo de una manera más fácil?

Si el objetivo que persigues no te aporta la recompensa que crees, te sentirás frustado

Diseña tu vida con tus pensamientos, pero asegúrate que los generas en las mejores de las circunstancias.

Si quieres comprobarlo, te espero en el próximo taller de Escritura Terapéutica, el 29 de octubre en Calella aquí tienes más información del taller